CROQUETAS CASERAS DE BACALAO

INGREDIENTES

600 gramos de bacalao desmigado y desaladado
4 dientes de ajo
1 manojito de perejil picado

100 gramos de harina
600 ml litro de leche
2 huevos
pan rallado
aceite de oliva

PREPARACIÓN

Para hacer estas crujientes y cremosas croquetas de bacalao comienza por pelar, laminar y freír los ajos en una sartén con 4 cucharadas de aceite de oliva hasta que estén dorados. Después incorpora el perejil y mueve para mezclar.

Introduce el bacalao y no dejes de mover hasta que veas que comienza a cambiar de color, sobre 2 minutos. 

Pon la harina y fríela sin parar de revolver hasta que observes un delicado tono tostado.

Sin dejar nunca de mover vierte poco a poco la leche caliente hasta que empiece a cuajar la bechamel. Cuanto más le dediquemos este paso mejor nos saldrá, sobre 14 min.

Dependiendo de la harina que se utilice es posible que se necesite más o menos leche, pero sabrás que tu masa está lista cuando al pasar la cuchara veas que la masa se despega sin dificultad dejando un camino limpio tras de si.

Coloca la masa en una fuente plana y deja enfriar antes de moldear las croquetas. Un truco para que no se reseque la bechamel es cubrirla con film transparente.

Termina de darle una forma ovalada con las manos, dejando una fina capa de pan rallado.

En un plato batir dos huevos. Un truco para que doblen su volumen y os cunda mucho más, es comenzar batiendo las claras y después las yemas. Veréis como os sorprende el resultado.

Rebozar en huevo retirando el exceso y nuevamente en pan rallado, pasando la croqueta de una mano a otra para eliminar el pan sobrante.

¡Llegamos al final!. Freírlas en abundante aceite de oliva, el truco estrella de esta receta.

Lo primero que se debe hacer es ‘sellar’ las croquetas, para ello es fundamental que el aceite esté muy caliente. Debéis darles la vuelta en el primer minuto para cerrar la costra del empanado, haced lo mismo por el otro lado. Después bajad a fuego medio y siempre con mucho cuidado las volteáis de nuevo para controlar el tono dorado.

Retirar de la sartén y colocar sobre un papel absorbente para quitar el exceso de aceite que pueda quedar.

Que aproveche!!

Deja una respuesta