Crema de verduras

INGREDIENTES

1 puerro.

1 cebolleta tierna.

1 calabacín grande.

2 zanahorias.

100 gr de hojas de espinacas o de acelgas.

1 patata mediana.

50 ml de vino blanco.

1 litro de caldo de verduras o agua, o la cantidad que necesites para prácticamente cubrir las verduras.

Aceite de oliva virgen extra y sal.

Para decorar he utilizado unas tostas de pan y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

PREPARACION

Comienza preparando las verduras. Pela la cebolleta y córtala finita.

Corta las raíces del puerro, quítale la capa más externa y córtalo en rodajas finitas.

Lava la patata y pélala. Córtala en gajos pequeños.

Lava el calabacín, córtalo en rodajas y cada rodaja en 4 partes.

Pela las zanahorias y córtalas en rodajas.

Lava las hojas de espinacas o acelgas, escúrrelas y córtalas en tiras gruesas.

En una olla que tenga tapadera, pon un poco de aceite y sal y echa la cebolleta. Cocínala durante 5-10 minutos a fuego medio y, cuando empiece a verse ligeramente transparente y sin dorarse, incorpora el puerro. Deja que se cocine a fuego medio durante 3-4 minutos sin dejar que se dore.

Añade la patata, el calabacín y las zanahorias a la olla, revuelve bien y deja que se cocine todo junto durante 5 minutos. Si se pegan o doran las verduras, baja la temperatura del fuego, e incluso puedes añadir un poquito de agua si están empezando a agarrarse al fondo.

Pon las espinacas o acelgas en la olla y echa el vino blanco.

Cuando hayan pasado unos 3 minutos y se haya evaporado el alcohol incorpora el caldo de verduras o agua. Deja que se cueza todo junto alrededor de 15 minutos con la olla tapada y a fuego suave, que borbotee pero poco. Estará listo cuando pinches las verduras y estén tiernas.Tritura el puré, puedes hacerlo con una batidora de mano dentro de la propia olla o hacerlo en una batidora de vaso o incluso en un robot para obtener una textura muy homogénea. Si lo necesitas, añade líquido hasta que la textura esté a tu gusto y pruébala para rectificarla de sal.

Sírvelo en platos hondos o cuencos y decóralos con unas tostas de pan y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Deja una respuesta